0

La tienda Zara de Salamanca, única en España

Publicado por el .

Zara Salamanca

La tienda de Zara en Salamanca aprovecha los restos de un convento

A decir verdad, Salamanca ofrece a nivel de compras lo que la mayoría de ciudades de provincias ofrecen. La calle Toro es la principal arteria comercial de la ciudad y donde se pueden encontrar las principales marcas y tiendas de moda más conocidas.

Lo curioso de Salamanca es que no te puedes ir sin entrar en la tienda Zara de la calle Toro, el único sitio en todo el país en el que podrás ver la perfecta integración de un comercio en un monumento. Veamos un poco más sobre esta particular tienda.

Como ya hemos dicho, estamos ante un comercio monumental sin precedentes en todo el país. En ese espacio radicó el convento e iglesia de San Antonio el Real, construido en el siglo XVIII pero que quedó abandonado por la desamortización en 1864. Aunque proyectado en principio como hospital y enfermería, finalmente derivó en convento. Por una serie de desavenencias con el arquitecto, el convento no se terminó.

Con el paso del tiempo, las partes de este convento abandonado y sin acabar fue empleado para diversos usos: una parte del convento se convirtió en el Teatro Liceo, derribado en 2002, y otra parte fue destinado a viviendas y dependencias bancarias. Por esto, los restos del convento permanecieron ocultos hasta que Zara lo compró para instalarse en 2005. Lo que se conserva del templo es lo que ahora se encuentra integrado en la tienda.

La empresa se tomó ocho años para restaurar y adaptarse a los restos del convento. Como era un lugar declarado Bien de Interés Cultural, tuvieron que tener cuidado. El espacio consta de cuatro niveles conservándose la cúpula de 22 metros de altura. Las paredes históricas se encuentran protegidas y separadas por unos vidrios que no cortan el espacio pero que protege el monumento.

El día que llegué a Salamanca insistieron en llevarme de compras, algo que hasta que no entré en la tienda Zara no comprendí. Aunque no compré nada, fue una experiencia realmente curiosa.

Te puede interesar

Escribe un comentario