0

Castros de Salamanca

Publicado por el .

Para los amantes del turismo cultural, Salamanca puede ser una caja de sorpresas. Además de sus lugares de interés más conocidos, hay en toda la provincia numerosos castros, mayoritariamente de la Edad de Hierro. Los restos de estos poblados fortificados preromanos están diseminados por numerosos puntos y son en sí mismos, una auténtica lección de historia salmantina.

Entre ellos están, por ejemplo, el de Cabeza de Moncalvo, en Hinojosa del Duero desde donde asciende un sendero para llegar a estos restos que, desgraciadamente no están demasiado bien conservados aunque pueden percibirse restos de la muralla. SIn embargo,es también una agradable excursión. Un castro que, sin embargo, se mantiene aún en pie relativamente bien es el de Castillo de Saldañueña, en Bermellar. Aunque pequeño, todavía se pueden apreciar importantes restos de las puertas, la muralla y las estructuras defensivas. El castillo en Saldeana es otro castro en el que todavía también podemos ver bien conservado un campo de piedras hincadas igual que en Las Merchanas, en Lumbrales. Este castro presenta grabados en las murallas y algunas zonas han sido reconstruídas. Pero sin duda, el que puede decirse que está mejor conservado es el castro de El Lugar Viejo, en Yecla de Yeltes. Grabados en las piedras, murallas, numerosas y amplias reconstrucciones han hecho de este castro un interesante destino turístico que cuenta, incluso, con una aula de interpretación.

Te puede interesar

Escribe un comentario