0

Candelario, belleza de la sierra

Publicado por el .

Muy cercano a Béjar, el conjunto histórico de Candelario se abre al aire de la sierra en la zona sur de la provincia. De arquitectura robusta, rodeado por un entorno abrupto y duro, merece la pena visitar este pueblo tranquilo. El rumor del agua corriendo por las acequias, el frescor de la sombra de sus edificios de piedra encalados, sus recogidos templos y su sabrosa gastronomía local aseguran un fin de semana para relajarse.

Destacan las casonas de Candelario por su grandeza arquitectónica. Se pueden señalar, por ejemplo, los cuidados detalles religiosos de algunas ubicadas en las calles Enrique Fraile o Mayor. En la plaza Solano encontramos también un ejemplo de construcción modernista con hermosas cerámicas. Cabe destacar un elemento muy característico del lugar, las batipuertas, canceles de madera que protegen las puertas de acceso de las inclemencias del tiempo serrano. Desde las calles se pueden percibir las grandes galerías de madera rematadas por amplios aleros e incluso intuir los embutidos que desde siempre se cuelgan a secar dentro de las casas.

La ermita del Santo Cristo del Refugio es uno de los templos de Candelario, recibe al visitante y alberga tallas de madera del siglo XVI. La iglesia de La Asunción, ejemplo de arquitectura gótica, es el edificio más destacable del pueblo. En su interior podremos admirar un bello rosetón, imponentes armaduras, retablos e importantes tallas.

Te puede interesar

Escribe un comentario